¿Debería saldar tarjetas de crédito o ahorrar?, ¿Por qué?

Cuando se tiene dinero extra siempre existe la duda sobre ahorra el dinero o saldar las tarjetas de crédito; realmente esta decisión va a depender de la situación financiera de la persona. Es decir, va a depender de los objetivos que tiene por lograr la persona.

No siempre se tiene la oportunidad de obtener ingresos extras para ser ahorrados y cumplir con la meta de algunos de nuestros objetivos. Lo más recomendable es que si una deuda está equilibrada con la situación financiera de la persona es mejor utilizar el dinero para ahorrar.

Debería saldar tarjetas de crédito o ahorrar

Ahora, si por el contrario se tiene una deuda muy elevada, que podría causar estrés, problemas financieros y cualquier otra consecuencia negativa. Lo más recomendable es saldar la deuda, especialmente si se pone en riesgo la responsabilidad crediticia ante una institución bancaria.

¿Como tomar la decisión?

  1. ¿Qué monto se tiene ahorrado en total?: si en el momento de adquirir un ingreso extra, el colchón de ahorro de la persona es muy bajo o incluso nulo. La prioridad principal es la de ahorrara el dinero para gastos imprevistos futuros y tener mayor tranquilidad y respaldo. Generalmente, el monto a tener ahorrado de una persona debe alcanzar para cubrir seis meses de gastos cotidianos en caso de desempleo, crisis económica, divorcio, etc.
  2. ¿Cuánto es el monto de la deuda?: en el caso de que el destino de la deuda sea en casi de asegurar un gasto a futuro, es buena idea ir abonando dinero a esa deuda. Además se debe tener en cuenta los intereses que generen ese tipo de créditos y cómo influyen en nuestras finanzas presentes y futuras. Hacer un cálculo de cuanto es el monto real de las deudas por año y allí evaluar que situación conviene más en cuando a saldar la deuda o no.
  3. ¿Cuáles son los objetivos financieros?: si se tiene planificados objetivos importantes a largo plazo n que requieran de un gran inversión e ahorro; como son la adquisición de una vivienda, el plan de estudio futuro de los hijos, mudarse al extranjero cuando alcance la jubilación, entre otros objetivos de la misma magnitud. En este caso la prioridad principal es invertir el dinero extra en el plan de ahorro a largo plazo que se tiene propuesto.
  4. ¿Se pueden reducir gastos?: al momento de invertir el dinero extra en los objetivos financieros, se debe analizar qué cantidad de dinero requiere cada uno de los objetivos. Es muy probable que el resultado requiera mucho más de lo que se tiene, en tal caso se deben buscar alternativas de ahorro o de obtención de ingresos adicionales. Entre las opciones están la venta cosas no prioritarias, trabajos de medio tiempo, reducción de gastos en servicios, comida de la calle, entre otros.
  5. ¿Qué tan alto son los intereses?: al momento de adquirir una deuda financiera, los intereses son mucho más elevados que los intereses generados por el ahorro; por esta razón sise trata de un monto muy elevado es mejor saldar la deuda y comenzar ahorrar desde cero.