¿Qué es lo mejor para ahorrar, comprar un coche nuevo o usado?

En el momento en que se va a invertir el dinero en un coche, siempre surge la duda de si comprar uno nuevo o uno usado. La verdad es que esta decisión va a depender de diferentes factores como el presupuesto, el tipo de uso que se le va a dar, entre otros.

A la mayoría de las personas se les hace muy cuesta arriba poder comprar un coche nuevo de contado, y a pesar de que existen diferentes planes de financiamiento; aun así el costo del coche nuevo en comparación con un coche usado es de gran magnitud.

Las ventajas de comprar un coche nuevo es que todo está sin uso, y es probable que  esto favorezca al ahorro a futuro ya que en un largo tiempo el coche no va a requerir gastos mayores; como en el caso de un coche usado es un caso de riesgo ya que no se sabe en realidad cuales son las verdaderas condiciones del  coche y que gastos extras puede acarrear.

¿Cuándo es mejor comprar un coche nuevo?

Cuando se casa el cálculo de los gastos que pueden provocar las condiciones de un coche usado, es mejor comprar un coche nuevo. Esto se debe a que no se tienen que hacer gastos extras en matriculación, reparaciones, estética, entre otros.

Al comprar un coche con el objetivo de no cambiarlo por al menos mas de cinco años, lo más recomendable es comprarlo nuevo ya que el tiempo de vida útil de un vehículo es entre cinco y diez años; sin contar con que desde el primer año de uso ya empieza a presentar gastos.

Además, al momento de venderlo mientras mas nuevo sea el coche y menos uso tenga su valor será mucho mayor. Otro factor que influye en la decisión de compra, es el presupuesto y capacidad de pago del comprador. Todo el mundo sueña con tener el vehículo de última a generación; sin embargo, la limitación monetaria es un punto a considerar sobre qué tipo de vehículo comprar.

¿Cuándo es mejor comprar un coche usado?

Existen muchas razones por las cuales, a muchas personas les convienen comprar un coche usado en vez de uno nuevo. Una de ellas puede ser un coche para uso ocasional; es decir, cuando su uso no será constante y no tendrá mucho recorrido.

Otro caso podría ser aquellas personas que acostumbran a cambiar de vehículo cada año, ya que le darán solo un año o menos tiempo de uso es más recomendable comprar coches de segunda mano que coches nuevos de agencia.

Aunque se debe tener siempre en consideración, que la confiabilidad de un coche usado jamás podrá ser mayor que la de un coche nuevo. Su durabilidad y correcto funcionamiento dependerán del azar.

Puede existir la posibilidad de conseguir un coche usado que no exija más que un mantenimiento y pequeños detalles; como puede presentarse la ocasión de que generen muchos más gastos en sus reparaciones que al haber invertido en un coche nuevo.