Trucos sencillos para ahorrar dinero

El poder ahorrar dinero no es algo común en la mayoría de las personas en el mundo entero; todo lo contrario, más bien la mayoría piensa que el dinero cada día dura menos en sus cuentas y se desvanece con facilidad y esto es algo que les hace imposible poder iniciar un plan de ahorro.

Pero esto ocurre porque las personas no llevan un control sobre todos sus gastos, simplemente van comprando a la marcha de cada día y cuando menos lo esperan no tienen ni un centavo. El éxito del ahorro es identificar todos aquellos gastos inútiles que se hacen al mes, los cuales representan el dinero que realmente pudiese ser destinado al ahorro.

Tips para ahorrar

  • Planificar la iluminación: existen muchos trucos para ahorra la luz con una buena planificación de la iluminación, como por ejemplo pintar las paredes de colores claros para ayudar a darle más claridad y evitar un uso constante de las bombillas durante el día, etc.
  • Uso del frigorífico: después de muchos estudios se ha demostrado que cada vez que se abre la puerta del frigorífico, aumenta en 7 % el consumo de energía eléctrica; por esta razón una de las formas de ahorrar el consumo de energía es abrir la puerta del frigorífico solo cuando realmente sea necesario.
  • Uso del ventilador: el uso de los ventiladores todo el año es una forma de ahorrar dinero, ya que durante la época de invierno el aire caliente sube y el ventilador ayudar a disiparlo provocando el menor uso del sistema de calefacción. Y durante el verano, ayuda con el rendimiento de los aires acondicionados lo que nos ayuda a mantenerlos a una temperatura de 24 grados centígrados y no aumente la factura de energía eléctrica.
  • Lavar en frio: cuando se utiliza agua caliente en el llenado de la lavadora esta consume hasta un 90 % más energía del que se requiere para hacer el llenado con agua fría.
  • Productos de la temporada: al momento de hacer las compras de la cesta de alimentación, es común que los alimentos que están en su temporada bajen sus costos por la alta existencia y poca durabilidad. Al final, aparte de ahorrar dinero, también son mucho más beneficiosas porque están más frescas.
  • Temperatura: mantener vigilada y equilibrada la temperatura dentro de la casa en un margen entre los 24 y 22 grados centígrados, es una forma de ayudar en el rendimiento de los equipos electrónicos y que hacen que consuman menos energía eléctrica.
  • Supervisar el contenido de las despensas: este punto es importante, ya que mientras más llena la despensa se corre el riesgo de dejar a un lado productos que están cerca de su caducidad, haciendo que puedan perderse y ocasionar perdidas y gastos innecesarios.
  • Usar microondas en vez del horno: esta es una manera de ahorra mucho en energía eléctrica, ya que el microondas consumen mucho menos energía que un horno y los alimentos pueden ser de igual calidad de cocción.